Blogia
Rubenvirtual... Bitácoras del pensamiento

Hamilton gana caótico GP australiano

Hamilton gana caótico GP australiano Solo terminan 7 de 22 autos en pista El inglés Lewis Hamilton (McLaren) ha iniciado con inmejorable pie, su deseo de conseguir a corto plazo el campeonato del mundo, al ganar irrefutablemente el GP australiano que ha marcado el inicio de la temporada 2008 de la F1. La competencia ha sido realmente entretenida y rocambolesca, con tres salidas del coche de seguridad dado los accidentes y despistes ocurridos. Nick Heidfeld (BMW) y Nico Rosberg (Williams) han completado el podio. 

Desde el apagado de los semáforos, el inglés Lewis Hamilton se mantuvo impasible y en adelante, se mantendría ajeno a todo el cúmulo de sucesos que tras su estela, impregnaron el GP australiano de una sensación de caos, diversión y sorpresa.

 

El gran favorito –Ferrari- fracasó estruendosamente con errores de manejo del campeón vigente Kimi Raikkonen y sendos fallos mecánicos que se sostuvieron todo el fin de semana y que impidió la llegada de ambos coches rojos a la meta.

 

Muy distinta la prestación de su archirival McLaren que al ganar con Hamilton y terminar con Kovalainen en la zona de puntos, ha conseguido importantes unidades que le otorgan una sólida ventaja inicial.

 

Los protagonistas de la competencia fueron muchos: El escaso “paso” de Nelson Piquet Jr. Y su posterior abandono, el empecino de Takuma Sato con Super Aguri, la paciencia de Sebastian Bourdais que por poco acaricia el podio y se conformó con puntos pese a no cruzar la meta de sentencia, fueron un ejemplo de una tarde entretenida en donde no escaparon las miradas al bicampeón Fernando Alonso que protagonizó dos adelantamientos de órdago y persistió consiguiendo cierto éxito al final, o bien la excepcional combatividad de Rubens Barrichello no recompensada por una penalización.

 

Ahora bien; Parece que todo antes mencionado, es el resultado de la combinación de altas temperaturas, una pista sucia y deslizante y la ausencia de ayudas electrónicas –Control de tracción especialmente- fueron las que facilitaron todo el colorido y drama que se vivió en pista.

 

El que pudo ser “Poleman” –Robert Kubica- se fue hundiendo en una estrategia a dos paradas que no le benefició. En cambio, su compañero Nick Heidfeld hizo lo que mejor sabe: Esperar y presionar para incluirse en el podio.

 

La realidad, es que tras McLaren y BMW Sauber; Se pudo observar un compacto pelotón de prestaciones que involucra a Williams, Toyota (No terminó con ninguno de sus coches) Honda y RedBull. Incluso; Toro Rosso, Super Aguri y Force India lucieron muy respetables en el ritmo de sus coches.

 

Casi sin descanso, la F1 se marcha a Kuala Lumpur con McLaren como líder y BMW junto a Williams empatados detrás. Sin duda; El GP malayo servirá para despejar un poco este raro e interesante inicio de temporada en lo que pudo ser el último GP australiano de la Formula uno moderna.

Salu2

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Rubén -

Gracias Chiku por comentar!

Si, coincido. Creo que el héroe principal era Rubinho, pero la F1 es así de cruda

Mariale diavagando -

La carrera estuvo de locos!

Absurdo lo que le pasó a Barrichello!

Una lástima el abandono de Bourdais que venía haciendo una gran carrera con su modesto material.

Bonita la lucha entre Alonso y Kova.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres