Blogia
Rubenvirtual... Bitácoras del pensamiento

Hamilton gana caótico GP australiano

Hamilton gana caótico GP australiano Solo terminan 7 de 22 autos en pista El inglés Lewis Hamilton (McLaren) ha iniciado con inmejorable pie, su deseo de conseguir a corto plazo el campeonato del mundo, al ganar irrefutablemente el GP australiano que ha marcado el inicio de la temporada 2008 de la F1. La competencia ha sido realmente entretenida y rocambolesca, con tres salidas del coche de seguridad dado los accidentes y despistes ocurridos. Nick Heidfeld (BMW) y Nico Rosberg (Williams) han completado el podio. 

Desde el apagado de los semáforos, el inglés Lewis Hamilton se mantuvo impasible y en adelante, se mantendría ajeno a todo el cúmulo de sucesos que tras su estela, impregnaron el GP australiano de una sensación de caos, diversión y sorpresa.

 

El gran favorito –Ferrari- fracasó estruendosamente con errores de manejo del campeón vigente Kimi Raikkonen y sendos fallos mecánicos que se sostuvieron todo el fin de semana y que impidió la llegada de ambos coches rojos a la meta.

 

Muy distinta la prestación de su archirival McLaren que al ganar con Hamilton y terminar con Kovalainen en la zona de puntos, ha conseguido importantes unidades que le otorgan una sólida ventaja inicial.

 

Los protagonistas de la competencia fueron muchos: El escaso “paso” de Nelson Piquet Jr. Y su posterior abandono, el empecino de Takuma Sato con Super Aguri, la paciencia de Sebastian Bourdais que por poco acaricia el podio y se conformó con puntos pese a no cruzar la meta de sentencia, fueron un ejemplo de una tarde entretenida en donde no escaparon las miradas al bicampeón Fernando Alonso que protagonizó dos adelantamientos de órdago y persistió consiguiendo cierto éxito al final, o bien la excepcional combatividad de Rubens Barrichello no recompensada por una penalización.

 

Ahora bien; Parece que todo antes mencionado, es el resultado de la combinación de altas temperaturas, una pista sucia y deslizante y la ausencia de ayudas electrónicas –Control de tracción especialmente- fueron las que facilitaron todo el colorido y drama que se vivió en pista.

 

El que pudo ser “Poleman” –Robert Kubica- se fue hundiendo en una estrategia a dos paradas que no le benefició. En cambio, su compañero Nick Heidfeld hizo lo que mejor sabe: Esperar y presionar para incluirse en el podio.

 

La realidad, es que tras McLaren y BMW Sauber; Se pudo observar un compacto pelotón de prestaciones que involucra a Williams, Toyota (No terminó con ninguno de sus coches) Honda y RedBull. Incluso; Toro Rosso, Super Aguri y Force India lucieron muy respetables en el ritmo de sus coches.

 

Casi sin descanso, la F1 se marcha a Kuala Lumpur con McLaren como líder y BMW junto a Williams empatados detrás. Sin duda; El GP malayo servirá para despejar un poco este raro e interesante inicio de temporada en lo que pudo ser el último GP australiano de la Formula uno moderna.

Salu2

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Rubén -

Gracias Chiku por comentar!

Si, coincido. Creo que el héroe principal era Rubinho, pero la F1 es así de cruda

Mariale diavagando -

La carrera estuvo de locos!

Absurdo lo que le pasó a Barrichello!

Una lástima el abandono de Bourdais que venía haciendo una gran carrera con su modesto material.

Bonita la lucha entre Alonso y Kova.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres