Blogia
Rubenvirtual... Bitácoras del pensamiento

La excepción de la regla

No todo es tan malo: MRW

No todo es tan malo: MRW

Hace menos de tres semanas, mis dos úlceras hacían hervir mi sistema digestivo  cuando en MRW de los Palos Grandes (Centro plaza) una de las chicas del mostrador, se daba la bomba de no atender gente “porque estaba en su hora de almuerzo” ante una larga hilera de clientes que toleraban la lerda evolución de atención de cada cliente.

Recuerdo, que otras semanas anteriores, no me atendieron a cinco minutos de la hora de cierre porque ya “estaban apagando todo” (Una de las muchas actitudes que empleados asumen en contra de sus patronos, clientes y en contra de sí mismos, desde que el resentimiento se enquistó en sus vidas hace 10 años aproximadamente)

Entonces, me había propuesto no enviar ni recibir un “fucking” coño con esta gente. Suelo ser muy duro y dar pocas oportunidades a mediocres. Es la manera que conozco en premiar o ajusticiar el buen o mal servicio.

Pero quizás como mensaje universal, una anécdota me hizo, no digamos cambiar mi punto de vista sino evitar la generalización de opiniones.

Resulta, que le hice la “Gestión” a mi mamá de adquirir un teléfono vía mercado libre en Valencia. El capricho por dicho aparatico celular, me llevó a hacer dicha compra, sin conocer al vendedor y confiarme en sus datos estadísticos de ventas satisfactorias, etc.

Hago el depósito y el vendedor acuerda el envío a un MRW cercano a la casa de mi madre.

Primer día de espera. Confusión. El pedido no ha llegado.

Segundo día. Igual.

Escribo al vendedor pidiendo número de cupón o referencia. Tarda en responder. Escalofrío ¿Me habrán estafado?

Se confirma el envío. Tercer día. MRW confirma en una “mesa de recepción” (Como ellos llaman a pequeños cubículos afines y cercanos por escasas cuadras o calles a una agencia más grande) que el pedido llegó. Mi mamá caminó tres veces de la mencionada “mesa” a la agencia principal y una responsabilizaba a la otra.

Molestia, confusión y preocupación.

La agencia principal, confirma que el paquete ha sido “extraviado”

¿Extraviado?

Sí. Está perdido.

Voy a sintetizar: En el curso de esas horas, MRW “admite” que el paquete llegó y –al tiempo- se extravió cuando era trasladado al cruzar una avenida a la “mesa de recepción”

Algo siempre bueno fue que admitieran tal circunstancia. Sin embargo; Rápidamente salió lo siguiente: “MRW no transporta envíos  (En una hojita con un largo etcétera) que incluyan cosas como un teléfono celular”

Allí pensé que nuevamente, viviría una tórrida historia de irresponsabilidad, desentendimiento y alergia a la ética. En un principio tenía razones a pensar en ello. Luego; Vino la insinuación de que en estos casos –y haciendo la excepción- (¡!) “MRW indemniza con un baremo entre el 30 a un 60%”

Mientras, el “vendedor” hizo su parte.  Me facilitó pruebas, armé mi expediente y expuse mi punto de vista. Pese al disgusto circundante con mi mamá, me había planteado ir lejos: Asistir al vomitivo INDEPABIS o hacer pública tamaña afrenta: Se pierde explícitamente una mercancía, demuestro con integridad las pruebas de mi pago por el envío y finalmente… recibo una indemnización truncada.

No fue así. Tras una calmada reunión con el franquiciado de MRW responsable de la agencia, una semana más tarde tengo la indemnización 100%.

Es una tristeza, que un infeliz asalariado que bien pudiera manejar una moto y ganar 3 palos mensuales con su liquidación en el trabajo, ahora confronte problemas  por querer apropiarse de lo que no le corresponde. Y es una alegría que entre tanta desazón circundante, recibas un atisbo de esperanza. No todo es tan malo. No todo está perdido. Aun es posible.

Salu2

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La excepción de la regla: Traffic Center (1)

La excepción de la regla: Traffic Center (1)  Inicio esta sesión. Se tratará de destacar aquellas cosas de mi país, ciudad, comunidad, empresas, personas que hacen un trabajo sobresaliente. Es duro, pero el título habla de una realidad muy actual: Lo bueno, lo bien hecho, lo que marca un "Benchmark" en Venezuela no es lo cotidiano sino la excepción de la regla...

Me parece idóneo empezar con el excelente y notable trabajo de "Traffic Center" que no es otra cosa, que un servicio de información vial que en tres tandas (Mañana, mediodía y tarde) nos da en los horarios más útiles, la información de cómo va el tráfico en este estacionamiento móvil que es Caracas.

El medio usado es un helicóptero de color rojo (A veces usan otros) tripulado por la ecuánime bien ponderada y profesional voz y actitud de Alejandro Cañizales. Pese a su juventud (Apenas nació en 1972, y creo que el servicio tiene unos ocho años en el aire) este pana se muestra muy mesurado y asertivo con la información a transmitir. No preocupa más de la cuenta y siempre ofrece un tono conciliador y ameno para los reportes de aproximadamente hora y media de duración en cada tanda.

La iniciativa se supone la ofrece el circuito radial FM Center y sale mancomunadamente en todas las radios FM y AM del mencionado grupo.

Es un compañero impecable que ayuda a uno a saber la suerte que le espera y a tomar una vía o abstenerse de hacerlo; Para llegar con un destino más expedito -Si es que se puede- a su punto de destino.

La coordinación con la emisora matriz (88.9fm) es buena y se refuerza todo con los reportes desde "tierra" en una moto. Estos últimos, me parecen que dejan bastante que desear pues son una ola enorme de publicidad y muy poco y aislada información de tránsito.

Ciertas cosas a uno le parecen mejorables: A veces, sin una razón muy clara; Dejan de salir al aire y hacen los reportes "desde tierra". No hay que ser brujo para darse cuenta que no existe una red desarrollada para tales reportes y que los mismos, son generalmente "especulaciones" de cómo "debería" estar el tránsito en ciertas zonas. Otra cosa, es desarrollar mejor el portal web que disponen con más recursos.

Tampoco me place la "sinergia" con el pavoso de Gustavo Pierral (En la emisión matutina) con una exagerada y forzada "guachafa" de supuesta alegría, ánimo y optimismos edulcorados. Si yo fuera Alejandro, me mantendría al margen del estilo del mencionado locutor que sin embargo; Tiene bastante arrastre.

En fin; Un excelente servicio hecho con esmero, calidad y dedicación.

Salu2

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres