Blogia
Rubenvirtual... Bitácoras del pensamiento

Política

Aquí hace falta un tipo cómo…

Aquí hace falta un tipo cómo…

¿Lo recordamos? Creo que especialmente entre la década de los 80 y buena parte de los 90, muchos llegábamos a casa y escuchábamos sin interés a una buena parte de nuestros padres, tíos, abuelos y allegados decir:

“Aquí hace falta una mano dura, un militar en el poder, un tipo con agallas”

“Solo así alguien arregla esta vaina”

También, esto iba sazonado por el periódico “ruido en los cuarteles” “Reforzar el mercadito por si acaso” “Los militares y que están arrechos” y un sinfín de rumores cargados de la esperanza que un superhéroe llegara con su uniforme y pinta de machote correcto y ético a “enderezar esta vaina”

Nos parecía terrible la pobreza creciente pese a que no había los millares de indigentes que vemos hoy día en calles, ríos y semáforos. Nos daba escozor los robos a reproductores de los carros, nos espantó el viernes negro y todo un largo llantén de aquella Venezuela “terrible” en la que crecimos.

¿Y ahora?

Nos damos cuenta que la cosa estaba mucho mejor de los que creíamos.  Que realmente, teníamos un desorden enorme de país, una carencia educativa terrible y una perenne sirvenguensura  de NOSOTROS MISMOS que celebramos una y otra ves que llegaran los que “Mejor sabían robar” pero…

¿Necesitábamos un resentido militar comunista, autócrata dispuesto a resetearnos completamente nuestro modus vivendi?

Tras la afrenta en donde consiguió su “reelección indefinida” ahora vivimos en crudo todo lo que significa la revolución. UN asalto a cualquier oposición, un sometimiento al pensar y disentir, una represión constante y perenne. No parece haber escapatoria, los líderes son inmediatamente sometidos, el desaliento es enorme, la quiebra económica es creciente, las leyes se ajustan a su criterio. La separación de poderes no existe y los problemas interinos de seguridad, salud, inflación y calidad de vida están exacerbados a su máxima expresión.

Y entonces, como una bomba de tiempo, esperamos un desenlace que no sabemos como y donde se sucederá y mucho menos cuanto pese a que la percepción, es que inevitable…

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El carro quemado

El carro quemado

¡Cómo me identifico con la visión de Rafael Osío Cabrices!  Esta nueva entrega en su habitual columna “La vida sigue” de la revista “Todo en Domingo” del diario El Nacional, es una estupenda revisión de un acontecimiento que tiene un significado central, específico pero también revelador y casi premonitorio. Por favor, léanlo y reflexionen al respecto… 

“Amaneció allí como una advertencia, cómo la cabeza del cerdo en el señor de las moscas. El carro asignado a una de las autoridades de la UCV había sido robado a punta de pistola y luego conducido como una antorcha hacia la puerta del Rectorado, en la víspera de la marcha universitaria del 20 de Mayo. Quemó el techo y las paredes, rompió puertas, dañó mosaicos y quedó allí consumiéndose junto a un mural del maestro Vigas. Flanqueado por tiras de seguridad amarillas, decenas de personas lo miraban y lo fotografiaban mientras el personal de la UCV recogía los destrozos. Cerca, varios jóvenes chavistas se dedicaban a insultar a todo el que pasaba por delante.

Un símbolo. Un poderosísimo símbolo de lo que nos pasa, con muchas manifestaciones. La camioneta que abunda en las fachadas de los restaurantes de carne es un emblema de nuestra más reciente bonanza petrolera. A mí me intriga desde hace tiempo la relación que muchísima gente aquí tiene con los carros: tipos que quieren más a sus vehículos que a su mujer o a sus hijos, que están mucho más preocupados por poseer un carro ostentoso que una vivienda cómoda. El carro es una fortaleza de individuos paranoicos en las colas, o la vitrina móvil de un ego desesperado por llamar la atención con su reguetón a todo volumen.

Su exceso en nuestras calles crea innumerables ocasiones para la tensión y la confrontación, así como el tráfico agrega estrés, aleja a la gente de sus familias, y le quita tiempo a sus de descanso; el dónde estacionarlos es una eterna fuente de conflictos vecinales; y es en los carros, muchas veces, donde cada nuevo episodio de ese horror que es el secuestro comienza y termina.

En un sentido relacionado con estas evidencias de lo que el automóvil dice sobre lo que somos, ese carro quemado y lanzado contra el rectorado de la mayor universidad de Venezuela, ese carro usado como un arma, emerge como un símbolo de la compulsión chavista por imponer su voluntad a cualquier costo, costo generalmente asumido por los demás. Los que robaron un carro ajeno y lo estrellaron contra un edificio público. Igual que hicieron el 9 de Junio de 2005, cuando el CNE anunció que sí había referendo revocatorio presidencial, y los grupos de choque chavistas chocaron una camioneta robada contra la reja del edificio en que se imprimía esta revista. Igual que hicieron el 4 de Febrero de 1992, con un blindado, contra una puerta del Palacio Blanco.

Roban algo y lo arroja contra una puerta, pero no terminan de lograr lo que quiere. Sólo causan daño y asco. Ese día no impidieron la marcha universitaria, cómo aquella tarde de 2005 no lograron que El Nacional dejara de circular, como aquella madrugada de 1992 fracasaron también en tomar el poder. Pero no dejan de insistir mientras la gente honrada y valiosa que aún apoya a Chávez sigue haciendo silencio.

Esa imagen del carro quemado del que debe ser nuestro mayor espacio civilizatorio, la Ciudad Universitaria que fue nombrada patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO, se ha estado regando de celular en celular. Dice más que cualquier análisis sobre lo que tenemos por “gobierno”. Es una mancha negra de la civilización venezolana. Una mancha que hay que lavar.

Hemos llegado

Finalmente estamos aquí. Tras un largo andar, tras infinidad de pugnas, tras un escenario de guerra fría, de intimidación perenne, de caos y anarquía social, hemos llegado al destino, al objetivo, a la razón que no siempre estuvo clara para sus seguidores pero sí para quién inició y es el absoluto responsable del cambio de nuestro país como sociedad. Estamos iniciando una dictadura, tan añorada por muchos tras la etapa de Pérez Jiménez pero con características plenamente distintas.

Estoy seguro, que muchos de nuestros padres o abuelos que lean estas líneas, lo primero que pueden es reaccionar diciendo “Bueno, dictadura no, es un gobierno abusador y autoritario pero no vivimos en dictadura”

El detalle, es que como humanos que somos y como lenguaje que asumimos, una extensa mayoría tiene un concepto muy primario de una dictadura. Se imaginan a todo el mundo durmiendo a las 5pm, a centenas de militares en las calles empuñando armas y jeeps patrullando calles tirando a viejitas al piso, aviones rugiendo a cada rato y otros mosaicos mentales en donde todo el mundo vive con miedo, en un secreteo y temiendo que te lleven a algo como “La seguridad nacional” en donde te recibe un Pedro Estrada y te aplica electricidad.

Bueno, algunas cosas las vemos ahora de otro modo y las veremos peores. Pero nuestro presidente tiene el sello de una Cobardía mercadotécnica. No ha aceptado ni aceptará nunca que nos impone un comunismo y que ha usado la democracia para llegar al poder luego que no pudiera de la manera original que pretendió imponer: Un cruento golpe a la democracia. Fidel Castro o Augusto Pinochet no tuvieron pudor en aceptar –Cada uno en su momento- sus condiciones de dictadores. El nuestro, sencillamente ha maniobrado con toda una terminología: Democracia participativa, Revolución democrática y bonita, socialismo del siglo 21, poder absoluto para el pueblo y un extenso etc. De adjetivos y sustantivos añadidos para evadir el verdadero objeto de fondo.

En 10 años hemos visto de todo: Un “RESET” a las leyes cambiadas una y otra vez para extender períodos presidenciales, infinidad de procesos comiciales so pretexto de “legitimar”  a gobernantes o consultas sobre referendos y cambios profundos de leyes y modelo social cómo el intento en Diciembre del 2007. Hemos visto cómo se negó la asistencia a un referendo consultivo, se saboteó la misma a un referendo revocatorio y se nos burló una movilización espectacular de un país en este último, para maniobrar en pos de permanecer en el poder. Aumentaron el período presidencial en duración y convirtieron las elecciones regionales en tandas de pugnas para el control “geopolítico” de zonas. Y la guinda al pastel: Llamar a un referendo –Tras el malogrado “éxito” de controlar vastas zonas de un país en los procesos electorales regionales- con el objetivo de conseguir la meta primaria de todo: Ninguna barrera para durar eternidad en el poder. Esto y pese a que había ocurrido un rechazo previo en la consulta de Diciembre del 2007.

Para esto último, se usaron los recursos más asombrosos en todos los sentidos, para conseguir lo que han sido los procesos comiciales venezolanos en los últimos diez años: La obtención del éxito mediante un régimen de Mayoricracia o lo que es igual a la movilización de un sector de la población, esa misma sociedad que se partió en dos mitades debido a un intenso proceso de ideologización y populismo salvaje para comprar conciencias. Es la mitad que apoya al presidente, la que dispone de esos recursos  para someter a la otra y obligarla al fracaso de las aspiraciones de un cambio y de retomar una democracia normal en donde tengamos gobiernos alternativos y muy importante: Se gobierne PARA TODOS y se acepte la disidencia sin considerarla un enemigo a eliminar.

Y ahora lo vemos. El enemigo debe ser desterrado, aplastado, pulverizado. En cuestión de días y horas, Manuel Rosales, Raúl Baduel y los policías implicados en los hechos de Abril del 2002, han sido pateados sin ningún tipo de consideración. Son perseguidos, hostigados, capturados y ejecutados gracias a la ayuda del poder judicial bajo pleno control del ejecutivo.

Tan impactante aún, es cómo se impide el ejercicio del poder de los gobernadores y alcaldes de vastas zonas del país y se les deja inertes, incapaces de gobernar efectivamente pese a llegar en clara lid a sus respectivos cargos ¿Democracia Who?

No existen temores al que dirán allá afuera.  Se va a apretar el acelerador de manera total. La crisis económica  está allá afuera amenazante y mientras, se debe evitar que la popularidad caiga y haga improbable el eliminar al enemigo. Aquí; Ni medios de comunicación, ni marchas, ni protestas fuera de las fronteras, ni organizaciones ni asociaciones civiles de derechos humanos. Nada. Llegó la hora de que la mascara roída caiga dejando el rostro descubierto del autoritarismo y la bota militar.

Fidel fusiló a la oposición en paredones. Hugo, los siquitrillará también pero con otros recursos, usando una gama de artificios en donde el brazo ejecutor legal adosado al estado, será el órgano principal. Y por cierto, que también caerán los pocos “leales” que se atrevan a cuestionar al supremo o a disentir de sus ideas. Cual Baduel pues…

¿Y qué más viene? El irrespeto, chantaje y extorsión a grandes empresas, las expropiaciones, el cierre y persecución de directivos de medios de comunicación, el control de la banca, de la educación y de todo lo que signifique transformar el país en el concepto comunista que hace rato se nos mostró pero con otra cara.

¿Quién se opondrá? ¿Cómo? ¿Qué líder opositor puede emerger en estas condiciones? ¿Cómo los estudiantes pueden saltar al tapete a riesgo de perder sus vidas normales? ¿Qué medios de comunicación seguirán mostrando la crudeza de todo lo que acontece? ¿Qué empresarios  podrán invertir a futuro en estas condiciones?

Y mientras, los problemas cotidianos de la gente se multiplican exponencialmente. La inseguridad, el desempleo, la anarquía, el caos en las grandes ciudades, el desabastecimiento, la quiebra del sector industrial, las huelgas y paros sindicales, las amenazas de grandes empresas en abandonar el país.

Además, con todo esto; se busca –Y es una opinión personal- ver algún resquicio de oposición militar, alguno que ose asonar en contra del magno establecido. Lo aplastas y sigues el camino sin temores.

Ojalá y todos podamos tener conciencia de lo que ocurre. Ojalá tengamos la salud que necesitamos para vivir muchos años y aprender de todo esto. Y ojalá nuestra inteligencia encuentre los caminos para unirnos en un gran movimiento y detener todo lo que acontece.

 

Un hombre de palabra...

Es poco comprensible que a estas alturas, existan personas empeñadas en poner en duda la credibilidad del presidente de la república. Existen mil y un pruebas que refutan tal empecino en manchar el honor, la transparencia y la certidumbre que nos muestra un gobernante enérgico, capaz, honesto, equilibrado y ponderado. En el video de arriba, se nota; Que cuando avisa con determinación las acciones necesarias con tal de mantener un poder absoluto mas allá de consideraciones vacuas sobre si marcha sobre lo legal o democratico, sencillamente es indetenible.

 

El que lo quiera hacer bien que se vaya al diablo

El que lo quiera hacer bien que se vaya al diablo

La asamblea nacional amanece hoy dándole una patada a las elecciones de gobernadores hechas a finales del 2008, al atentar contra la descentralización. Se plantea además, una “autoridad única para el distrito capital” y con ello inutilizar a Antonio Ledezma y todos los alcaldes “enemigos” además de tomar puertos, carreteras y demás infraestructuras que pertenecen a las gestiones “opositoras”. Que barbarie la que vivimos, mientras en otro flanco, se acaba con la propiedad privada de empresas como Coca Cola, Cargill y Polar así a la torera, a lo Jalisco, a lo bruto. No hay caretas, no hay protestas de este lado, todo el mundo resignado y manteniéndose esquivo del ogro primitivo. Es solo la punta de la “aceleración al socialismo” en donde están dispuestos a neutralizar a los gobernantes que LEGITIMAMENTE fueron designados por el tan mentado “Pueblo” porque se tema algo enfático: QUE LO HAGAN BIEN Y QUE DESNUDEN AUN MÁS LA INEPTITUD de las gestiones gubernamentales…

(viñeta de Rayma en el Universal)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¡Justicia en el balnerario!

¡Justicia en el balnerario!

Pese a que todas las playas PÚBLICAS de este país son una vergüenza en donde la falta de conciencia ciudadana se compagina con la incapacidad gubernamental de gerenciar los recursos naturales y sacar provecho turístico de ellos, resulta que con bombos, platillos y estilo “INTERVENCIONISTA” el balneario de Marina Grande, ha sido tomado por el gobierno. Excusas como los linderos, reglamentación de la actividad y un sinfín de pendejadas, para imponer el pie grotesco del gobierno que donde ve oportunidad, meter la nariz. Es querer joder y menospreciar el derecho de los venezolanos a tener lugares bien gerenciados, llenos de calidad de vida, armonía y buen gusto. Pero estas cualidades se desconocen en los tiempos que corren, se tiene rabia a ese “lifestyle” que muchos venezolanos intentan mantener a toda costa. La caricatura de Rayma mas elocuente imposible…

El hedor de las hienas

El hedor de las hienas

El esfuerzo sostenido de alcaldes y gobernadores “enemigos” al proceso “revolucionario” por conseguir soluciones ingeniosas al caos vial de Caracas y ciudades y localidades anexas, sigue siendo vituperado por el gobierno. La consigna es clara: No permitir que desnuden –aun más- la descomunal ineptitud e incapacidad de los predecesores que además contaban con recursos descomunales comparativamente a los nuevos burgomaestres.

En Sucre, Carlos Ocariz ofreció soluciones rápidas para Petare y sus alrededores y ahora firma un convenio cooperativo para trabajar en conjunto con Chacao. En Miranda, Henrique Capriles; Pone orden en la panamericana, tanto con mantenimiento vial como con su plan de un pico y placa y ahora pone un nuevo plan de VAO extendido en la Petare Guarenas mientras en la Alcaldía Mayor, Ledezma intenta hacer lo propio con las principales vías de Caracas. Todos, absolutamente todos, son amenazados, intimidados y descalificados por el gobierno ejecutivo. Las hienas están dolidas, la gente observa como SI SE PUEDE hacer gerencia pública en vez de atascarse con medidas populistas y vivir en un perenne conflicto. Miserables aquellos que apoyan y sabotean las soluciones para la comunidad, vengan de donde vengan…

Salu2

¿Cuál es el camino?

¿Cuál es el camino?

Unos perdieron y otros ¿Ganaron? Es lo mismo de los últimos 10 años en Venezuela: Dos bandos enfrascados en una guerra del tipo “conflicto bajo” como leí por allí. El ejecutor de todo esto sigue progresando en sus afanes y mientras, muchos se sienten perdidos, desconectados, sin rumbo y desesperanzados ¿Qué hacer? 

Tras una jornada tensa, llenas de las usuales desconfianzas al sistema electoral –Unas reales y otras magnificadas-  Horas de especulaciones y chistes negros vía Facebook o Celular, cifras y referencias a portales web en donde “estaban las exit polls de la verdad” el CNE no se hizo esperar como en otras oportunidades y lanzó su primer y decisivo boletín a tres horas del final: 53% a 42%, 6millones contra 5 para un total de 11millones de electores. Lo que vino después es el guión que nos sabemos de memoria: El benefactor de todo esto, desde el balcón supremo, dando alaridos de orgullo desmedido y alegría, mientras salivaba la ejecución de más cambios no comprendidos especialmente por sus bulliciosos acólitos, todos tendidos a sus pies cual estrella de pop en una tarima singular.

Lo que ya fue discutido en el “paquete” refrendario en el 2007 fue “desenmarañado” e individualizado y gracias a la astucia del interesado y a la complacencia de los órganos “independientes”  puesto en contexto con dudosa legalidad: Dame la oportunidad para reinar por los siglos de los siglos.

Los que se esmeraron en aclarar que una “reelección indefinida”  no implicaba que el presidente será “sempiterno” (Pues teóricamente  solo significa que podrá presentarse toda la vida, así sea con bastón, camilla o silla de ruedas) tendrán que explicar cómo se respetará a un potencial candidato opositor frente a la “gesta revolucionaria” cuando siquiera se ha aceptado  la captura de importantes espacios políticos en el pasado Noviembre, menoscabando en todo sentido las gestiones “opositoras” en determinadas regiones del país. Solo basta con imaginar qué –Leopoldo López por ejemplo- podrá adversar al “Supremo” en el 2012, teniendo a su disposición al menos la tercera parte de los recursos que el Presidente dispuso en esta oportunidad.  Fue así como en plena calentura tras los resultados de las elecciones a gobernadores, propuso esta “enmienda” con el objeto de “volver a tener el sartén por el mango”  y no dejar la sensación de que perdía poder. Midió bien, sacó cuentas y usó ¿Cómo podríamos cuantificarlo? ¿Millones, billones de dólares, bolívares, rupias? En una brutal campaña electoral, que incluyó una agenda de terror e intimidación con todo y atentados a templos religiosos adversos y dobladura de la moral ante “grupos violentos promovidos por la CIA para que parezcan el gobierno” Veremos cuanto más avanzaran en esta gesta de “No permitir la anarquía”

Que se ha fortalecido en el poder es un hecho pero no definitivo. Él mismo sabe que no le viene un camino de rosas. El país en conjunto está hastiado del desgobierno,  la pésima gerencia pública, de la anarquía, la inseguridad, las limitaciones comerciales y económicas (Sin contar lo que viene) el estado de ruina e indigencia de ciudades y pueblos, la multiplicación no diría de la pobreza sino de la MARGINALIDAD y lo principal: La absolutamente repudiable vida diaria llena de sobresaltos y ambiente de guerra perenne, el acoso e intimidación de quienes adversan o sencillamente aprecian con distinta óptica el devenir gubernamental.  Sobre esto último; Irónicamente, uno se consigue cantidades de “fans” del presidente quejándose de estos detalles. Lo hacen tenuemente, como si la culpa viniese de una estalactita que soltó algo de hielo en Plutón y por ende, es que los problemas recaen aquí. Otros; Sencillamente siguen el opio del odio que les ha ofrecido en estos años: La culpa es “Del imperio”

Y todo esto sin contar la avalancha financiera que lenta y silenciosa, se avecina sobre la plataforma económica y petrolera bajo la que ha repartido dinero a manos llenas dentro y fuera del país sin un beneficio que no sea la compra de espacios políticos y de conciencias.

Esta victoria “ha sido bonita y de una sola línea” nos dice. La de Diciembre del 2007 fue pírrica y de mierda. La de hoy es así –Según su percepción-  hemos recibido una supuesta “paliza” pese a que los números demuestran que en los principales polos poblacionales y grandes ciudades, sigue siendo rechazado.

En el Facebook, MSN, en persona o mensajería celular,  he percibido a muchos amigos y conocidos con expresiones que denotan tristeza, rabia, ira y desesperanza. Desde quienes cargan contra la “abstención” de un 30% (¿Qué les lleva a pensar que solo se abstuvieron los de este lado?) hasta quienes tildan de animales a los seis millones que votaron a favor del SÍ.

Si revisamos nuestra historia reciente, hemos ganado y perdido batallas. Es increíble que tengamos que hablar en un lenguaje bélico pero no queda otra dada las circunstancias. Se han burlado de nosotros de mil formas, siendo las más elocuentes el referendo revocatorio y luego aplastar a una manifestación gigantesca QUE ÉL MISMO PROPULSÓ  aquel 11 de Abril en donde la alegría se volvió historia tan rápido como un suspiro para recibir la etiqueta de ¡Golpistas! Justo lo que exactamente nos endilgó el que pretendió entrar a la fuerza  aquel fatídico 4F de 1992.

Pero ¿Qué viene ahora? ¿Se acabó todo?  ¿Décadas con Chávez?

Creo que debemos entender, analizar y reflexionar sobre muchas cosas.

Tras diez años en donde nos han dado con todo, cambiándonos costumbres, nombres, escenarios, poniéndonos límites para comunicarnos, obligándonos a hacer trámites increíbles para obtener libertad económica, recibiendo “castigos” por usar un modus vivendi que les causa urticaria, aun existen demasiadas personas que apoyan al presidente ¿Y porqué lo hacen? La amalgama de sus seguidores es muy peculiar: Desde quienes reciben dinero a manos llenas o algún respaldo vía cooperativas o consejos comunales, hasta llegar a los beneficiarios de las misiones. Eso; Sin contar a los ultrosos de izquierda (Que son pocos) pero principalmente, una masa de personas que sienten la “conexión” de un hombre que les habla como su hermano, su padre, el “Robin Hood” o el cura redentor, que le quita a los ricos para darles a los pobres. Pensemos; Cuantas miles de personas pasaron la década del  50, 60, 70, 80 hasta nuestros días, sin saber que hacer para conseguir un nivel de vida digno debido al “desbalance” acumulado tras cuatro décadas de unos dirigentes que les importó medio educar a la población para que fuese competitiva y capaz de sustentarse por sus medios. Toda esa gente está con Chávez. Él habla con un fervor y una pasión que los cautiva. Y mientras más ignorante eres, mas presa de su ideologización.

Cuando hablo de ignorantes no es necesariamente en tono despectivo o peyorativo. Sencillamente desconocen que esta historia se ha repetido en varios países, no entienden que democracia no es solamente ir a elecciones sino gobernar para TODOS, no se dan cuenta de que ellos mismos son usados como carne de cañón, suponen que la terrible visión que ahora se tienen en el exterior por apoyar cuanta causa “violenta” exista, no nos pasará factura, están ciegos porque les han inyectado que no hay futuro sino solo Chávez, no captan que la filosofía es igualarnos a todos pero ¡Hacia abajo! Y algunos se sienten “compensados” porque a quienes les iba bien…  ahora les va a ir mal (Como a ellos pues) Estas personas posiblemente nunca se han preguntado, que hacen esos seres humanos que se ven prósperos, en sus casas estables, sus bonitos automóviles y su modo de vida lleno de tranquilidad y relativa abundancia. Estas personas increíblemente, son los mismos –En términos generales- que eligieron una y otra vez a Adecos y Copeyanos y celebraron ruidosamente el regreso de Carlos Andrés Pérez. Cuando Renny Ottolina ¿Murió o lo mataron? No insistieron en hurgar porqué ocurrió y como habría cambiado este país su llegada hipotética al poder. No, sencillamente se dedicaron a apoyar a Luis Herrera para que el adeco no llegara al poder. Y así pasamos nuestra vida electoral.

Ahora bien ¿Sentirnos apabullados porque nos sucede a nosotros, a Venezuela? ¡Señores! Los alemanes tuvieron que matar a ¡6millones de judíos! Para entender que Hitler no era el camino, los chilenos soportaron un rancio comunismo en desarrollo (Allende) para pasar años en medio de un cruento dictador de derecha, en Cuba no hace falta entrar en detalles, en México un solo partido (PRI) gobernó cerca de un centenar de años…  Cada tanto tiempo aparece un tipo que no puede dominar su ansia de poder y su deseo de que el mundo “se adapte a su visión de vida” y no lo contrario. Lamentablemente, nos ha tocado y le tocó a los tan familiares españoles, italianos y portugueses.

En este tipo de momentos uno tiene que hacerse preguntas ¿Te quedas en el país para lamentarte por años o décadas de Chávez? ¿O trabajas incansablemente para sacarlo? Esto último consiste en permanecer con la moral en alto, resistirse y evadir las imposiciones y ADAPTARSE a las circunstancias (Que no es lo mismo que justificarlas) Otros, tendrán la posibilidad de emigrar a otro país si logran cuadrar la ecuación “empleo-sociedad nueva-adaptación-inserción”  y sinceramente no es criticable. Como la gran mayoría no nos iremos, entonces sencillamente hay que apretar, resistir y sostenerse. En los tiempos que vienen, somos NOSOTROS los más capaces para subsistir mientras que ellos –El otro bando- se irán pasando al nuestro forzosamente. Lo que voy a decir es duro pero real: Es de nuestro lado en donde se ha construido la gran red empresarial, comercial, educativa y productiva de este país. Hemos sido nosotros quienes con defectos y vicios pero mayormente con ACIERTOS hemos sacado a Venezuela adelante y nuestros hijos seguramente nos secundarán.

En una oportunidad, en una entidad bancaria conversando en la cola para llegar a la taquilla y cuando apenas Chávez iniciaba su destrucción sobre el 2001, un señor chileno me refutó la posibilidad de que Pinochet de alguna manera hiciera prosperar a Chile. Me dijo, que fue la sociedad chilena la que se dedicó a estudiar y esquivar el drama, a prepararse y como no, a combatir y a resistirse a los excesos de la dictadura. Pienso que allí está la clave de todo. De alguna forma, los cubanos han hecho lo propio solo que Fidel es infinitamente más bruto y obtuso que Augusto pues desarrolló un enfrentamiento contra USA recibiendo un bloqueo que ha convertido a su isla en la chatarrera más grande del planeta. Pese a ello, ya sabemos de la brillante capacidad de muchos cubanos, de su ingenio infinito para sobrevivir y del inexorable cambio al que van encaminados.

Una realidad es que incluso el día que nos liberemos de Chávez, el país quedará con cicatrices imborrables y consecuencias de por vida. Aquellos que celebraron el domingo y el lunes amanecieron borrachos moralmente y físicamente, seguirán dependiendo de las “ayudas divinas” y estancados en un futuro mejor que Chávez les va a ofrecer. Siempre pienso, que cuando su líder les arenga con la idea del “Magnicidio” es porque desea morirse antes que rendir cuentas a tanto perjuicio creado dentro y fuera de nuestras fronteras. Así y resumiendo, la única solución es la dilución, el deterioro y la inexorable caída de lo insostenible con un acuerdo generalizado entre todos nosotros de que es hora dar vuelta a la página. Mientras tanto, ciertamente es duro seguir viviendo con tan poca calidad de vida, con tanta incertidumbre, inseguridad, frustración e inercia. Pero aparecerán nuevas ideas, nuevos líderes (De hecho, ya los hay) y situaciones algunas predecibles y otras no tanto, que nos abrirán puertas al país que queremos. Aquel que debe EVOLUCIONAR sin traumas y no REVOLUCIONAR destrozándolo todo. Nuestros problemas hasta Febrero de 1992 se han multiplicado y lo poco bueno no compensa ni siquiera de lejos los abusos que se han cometido y se seguirán cometiendo.

Escojamos: Resistimos y persistimos o nos hundimos en la ineptitud. Nosotros somos capaces. Lo podemos hacer y lo vamos a hacer. Podemos evitar la tentación a caer en la corrupción estatal, a no esperar el “Mango bajito” a educarnos y prepararnos sostenidamente, a boicotear con competitividad y moralidad la mediocridad y el comodato. Nosotros tenemos que lograrlo. Tenemos que “Unirnos” al otro lado pero no actuando como ellos sino llevándolos a actuar como nosotros. El tiempo nos dará la razón que siempre hemos tenido pero sin arrogancia ni ego desmedido. Recordemos que en todas las familias y círculos sociales de toda índole, existe algún chavista que estimamos, queremos y hasta amamos.

 

Rubén De Almada

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres