Blogia
Rubenvirtual... Bitácoras del pensamiento

Aquí hace falta un tipo cómo…

Aquí hace falta un tipo cómo…

¿Lo recordamos? Creo que especialmente entre la década de los 80 y buena parte de los 90, muchos llegábamos a casa y escuchábamos sin interés a una buena parte de nuestros padres, tíos, abuelos y allegados decir:

“Aquí hace falta una mano dura, un militar en el poder, un tipo con agallas”

“Solo así alguien arregla esta vaina”

También, esto iba sazonado por el periódico “ruido en los cuarteles” “Reforzar el mercadito por si acaso” “Los militares y que están arrechos” y un sinfín de rumores cargados de la esperanza que un superhéroe llegara con su uniforme y pinta de machote correcto y ético a “enderezar esta vaina”

Nos parecía terrible la pobreza creciente pese a que no había los millares de indigentes que vemos hoy día en calles, ríos y semáforos. Nos daba escozor los robos a reproductores de los carros, nos espantó el viernes negro y todo un largo llantén de aquella Venezuela “terrible” en la que crecimos.

¿Y ahora?

Nos damos cuenta que la cosa estaba mucho mejor de los que creíamos.  Que realmente, teníamos un desorden enorme de país, una carencia educativa terrible y una perenne sirvenguensura  de NOSOTROS MISMOS que celebramos una y otra ves que llegaran los que “Mejor sabían robar” pero…

¿Necesitábamos un resentido militar comunista, autócrata dispuesto a resetearnos completamente nuestro modus vivendi?

Tras la afrenta en donde consiguió su “reelección indefinida” ahora vivimos en crudo todo lo que significa la revolución. UN asalto a cualquier oposición, un sometimiento al pensar y disentir, una represión constante y perenne. No parece haber escapatoria, los líderes son inmediatamente sometidos, el desaliento es enorme, la quiebra económica es creciente, las leyes se ajustan a su criterio. La separación de poderes no existe y los problemas interinos de seguridad, salud, inflación y calidad de vida están exacerbados a su máxima expresión.

Y entonces, como una bomba de tiempo, esperamos un desenlace que no sabemos como y donde se sucederá y mucho menos cuanto pese a que la percepción, es que inevitable…

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres