Blogia
Rubenvirtual... Bitácoras del pensamiento

El 11 de Abril, mí 11 de Abril, el 13 de Abril (Il) (La cual aceptó)

El 11 de Abril, mí 11 de Abril, el 13 de Abril (Il) (La cual aceptó)

 La cual aceptó…  En medio de todo el suceso y los tumultos, llamadas telefónicas y la conmoción general imaginable, la cosa no cesó. Entrecortadamente veía pasajes de la TV en donde se hablaba de muchas cosas pero particularmente, de que Chávez estaba detenido en Fuerte Tiuna. Los siempre espías que existen en todos lados, en efecto capturaron la imagen del “presidente” una vez que una constelación de su alto mando militar se puso en negativa luego de los terribles actos acontecidos.

 En esas imágenes se pudo ver como llegaba el Monseñor Ignacio Velasco de quién por cierto, se dijo que jugó un papel fundamental para evitar la virulencia en contra de Chávez. Este importante miembro de la iglesia católica falleció en el 2003. Pero lo que ocurriría en esa madrugada plagada de rumores y desasosiego,  no podría ser imaginado sobre como afectaría la historia de estos sucesos y peor aún, indicaría buena parte  del enigma de muchas cosas en ese momento: El entonces inspector de la Fuerza Armada Lucas Rincón, se dirigió al país para anunciar lo siguiente y por favor, lean con atención: “Deplora el alto mando militar los lamentables acontecimientos sucedidos en la capital el día de ayer, ante tales hechos se le solicitó al señor presidente de la república la renuncia a su cargo LA CUAL ACEPTÓ” En plena madrugada el mencionado anuncio, comenzó una ruidosa celebración en muchos lugares de Venezuela y el amanecer fue si aplicara aquello de que “Después de la tempestad, viene la calma” Ese viernes, subí a trabajar (Cosa rara) y me fijé algo que me impactó: La gente manejaba en la calle de manera muy calmada, casi perfecta, los autos iban despacio, cedían el paso… No tengo como sacar una conclusión de esa actitud pero… Lo dejo a ustedes.

 Estando en el trabajo, percibía que las cosas no estaban bien. La gente estaba como atontada, era un día anormal. Algunos llegaban –La mayoría- emocionados, otros en un silencio sepulcral tremendo. Cuando cayó la noche, no olvido el pasaje de escuchar a Carmona Estanga –un desconocido para la mayoría de los venezolanos- hacer anuncios. Tras su estrado, tenía gente tampoco conocida por muchos. En ese momento “Pepegrillo” como lo bauticé, hizo anuncios como la devolución del nombre del país (República de Venezuela) pero también cometió la infelicidad de dos cosas: 1) Disolvió los poderes constituidos y 2) dejó fuera del “caldo” a mucha gente o sea, su gabinete emergente no incluía a muchos “líderes” que tenían meses bregando para que Chávez saliera del poder… Y comenzó entonces todo a ponerse mas morado…. Al día siguiente, y luego de comentarios de mucha gente, subí otra vez a trabajar. Era 13 de Abril, me tocaba (Nos alternamos los sábados en aquel entonces) rondaban muchos rumores, los dirigentes del chavismo brillaban por su ausencia, la euforia en algunos pero lo peor, los rumores –luego confirmados- de saqueos en Caracas. Había sin duda un vacío de poder. Hacía La Trinidad y Baruta comenzaban a llegar rumores de desordenes y entonces cerramos el negocio. Enfilé hacia mi casa. Cuando poco antes de la una de la tarde debía llegar al final de la autopista Petare-Guarenas; Entonces se formó una repentina cola. Al principio pensé en un gran accidente. Luego los carros los apagamos, se formó una descomunal tranca en toda la vía, estaba a escaso 1kms de acceder a Guarenas. Y entre rumores, y versiones conocimos que un grupo de Chavistas armados, trancaban la vía reclamando por el retorno de su líder. 

En un principio, uno pudo pensar que era algo temporal. Pero fue serio y organizado. Esa gente estaba armada, quemaron cauchos, atravesaron un camión de gasolina y resteados al fin, nos mantuvieron a una multitud inimaginable por espacio de 12 horas en el mismo sitio. Seres humanos de todas las preferencias, un señor con tensión alta, mujeres embarazadas, insólitos turistas vía oriente y en general medio mundo sin alimentos, orinando en el monte, e incomunicados pues la Radio y TV estaban como en trance. No pasaban nada, no mencionaban nada ¿Qué ocurría? Algo no iba bien… Sin duda. En una gran aglomeración colectiva, la gente se fue uniendo en grupos. En medio de la noche, ya medio deshidratado y con aquel sol inclemente durante el día, algún pasa palo de menor importancia comprando en la bomba de servicio que quedó totalmente arrasada, a medianoche y poco antes de ella, mi comunicación con mi esposa fue vía celular. Ella me informaba de lo poco que ocurría y le llegaba: Algunos familiares se angustiaron de mi situación. Comenzaron entonces a subir caravanas de partidarios del gobierno. Y llevaban consigo un coro que dejaba perpleja a la gente ¡Volvió, volvió, volvió! En respuesta  a la mencionada consigna de la oposición usada desde hace meses ¡Se va, se va, se va, se va! Asombrado, no entendía bien lo que ocurría.

 La cola comenzó a movilizarse lentamente pues los agitadores abrieron un canal. Impactante el discurso de un tipo de evidente bajo nivel encima de una pick up. El hombre gritaba a todo pulmón su parecer. Dijo entre varias cosas, que teníamos merecido lo que pasaba, que cuando le dijeron anoche que Chávez salió era como si le “Hubieran arrancado el corazón, un pedazo de uno mismo” algunos lo respaldaban pero la mayoría guardaba silencio. Hubo tantos rumores, como por ejemplo de que una turba se dirigía a la autopista; Que viví un momento dramático: Me comencé a despojar de mi anillo de casado, reloj y alguna otra cosa. La escondí en algún compartimiento del carro (El corsa de Ingrid) y me dije: “Ni modo, si sucede tengo que correr o esconderme” felizmente no hizo falta. Finalmente, se abrió el paso y tengo fresca la imagen de un moreno bajito vestido con un uniforme militar que le quedaba gigantesco y como con un FAL en su  mano que era quién “permitía la nobleza” de regresar a los hogares. Así me reencontré con mi esposa y luego de lo vivido le dije un pensamiento que tuve en la autopista: “Si este tipo volvió, la única solución es realizar una nueva elección presidencial para que este país se quede tranquilo” Lo demás es mas o  menos lo que creo que la mayoría de los venezolanos vivieron: El estupor y asombro de mirar al hombre regresando, su gente celebrando, Carmona saliendo…  A pocas horas, aquel Chávez como nervioso, anunciaba una “Gran reconciliación” asumiendo como acto de Fe los “errores” y prometiendo un entendimiento. Pero como sabemos, solo fueron palabras, por el contrario todo se agudizó y ya conocemos lo que hemos vivido. 

Reflexiones, preguntas y el país que tenemos 

Pese a que la corte suprema de justicia lo designó como un “vacío de poder”, es indudable que existía un plan maquinado para sacar al presidente. No aguanta la negativa hacerse preguntas sin sentido, pero el punto a mí entender es: ¿Y no era legítimo? ¿Porqué debíamos soportar sus constantes amenazas al sistema? ¿Sus perennes desafíos? ¿Cuántos “golpistas habían ese día? ¿Qué es un golpe de estado? ¿Porqué Lucas Rincón (Luego el general con tres soles En su solapa como crédito gubernamental) dijo lo que dijo? ¿Por qué tanto resentimiento con Carmona si ni siquiera gobernó? ¿Porque no se hicieron más investigaciones? ¿Dónde está la “comisión de la verdad? ¿Por qué han gastado miles de millones de cualquier moneda imaginable en fabricar cortometrajes y versiones para confundir a todo el mundo?  ¿Cómo es que un camarógrafo de la hoy vendida Venevisión fue premiado por su valentía en la filmación del video en donde un concejal y muchos civiles armados tirotean a la marcha? ¿Porqué tanto reconcomio con los medios de comunicación por no haber “transmitido el regreso triunfal del presidente” si a fin de cuentas todo periodista promedio en este país, ha sido intimidado desde que Chávez llegó al poder?  ¿Cómo es que con 19 muertos encima, presos políticos, persecuciones y demás atropellos, se celebra año tras año el “regreso del presidente” cuando el real golpista fue él aquel 04 de Febrero? Por supuesto, Chávez no cumplió su promesa. Comenzó una “razzia” en las fuerzas armadas para organizarlas a su semejanza y profundizó su división. De allí a hoy día, tenemos el mismo país dividido y un gobierno poderoso y afianzado luego de controvertidos procesos electorales y cualquier cantidad de bochornos. No nos queda otra, seguir trabajando e intentar apartar la política de nuestras vidas. 

Mi reflexión que leí en algún lado: “Los hombres racionales se adaptan al mundo, mientras que los irracionales pretenden que el mundo se adapte a ellos. Y el mundo está gobernado por estos últimos” 

Rubén 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres