Blogia
Rubenvirtual... Bitácoras del pensamiento

Sabasnieves

Sabasnieves

Desde hace pocos años, no se si unos tres; Me convertí en uno de los devotos de arrimar cariño al Ávila (Guaraira Repano según algunos adictos) caminando por sus senderos con mi esposa. Lo de subir los domingos muy temprano y luego tomar un copioso desayuno en una panadería de los Palos Grandes, se había vuelto rutina semanal pero la llegada de nuestro increíble hijo, cambió el patrón. Me reencontré; Con el "Cerro" en este viernes pasado y quiero contar un poco de la experiencia...

Lo primero; yo debo ser uno de los raros especímenes que caminan por este sendero. El público que sube y baja a raudales en horas de la mañana y tarde (Sobre todo fines de semana) es tan heterogéneo y al tiempo agradable que uno puede deducir si pertenece o no al camino "espirituoso" de Sabasnieves.

Este sendero sin duda el más popular de ascenso al cerro, lo lleva a uno a un punto en donde en medio de un bosque de árboles, escalinatas en madera, agua de manantial disponible y continuación de camino a retos mayores; Te permite relajarte y sentirte feliz de haber llegado a ese lugar a 1,3kms del nivel del mar y vista privilegiada sobre Caracas.

La subida es de todo menos fácil para un gordo de más de 100Kgs, y condición física muy distante de lo ideal. De hecho; Me he pensado que es un ejercicio exagerado y hasta riesgoso pero como me gusta lo difícil, uso lo obvio: UN paso muy lento, que me permite llegar en un promedio de 45minutos. Este viernes he usado 41 (Todo un record, tras tantos meses sin subir) y puedo decir que una persona "Normal" en condición física, puede hacerlo en 30minutos.

Aquí; Me detengo para hacer mención de los hombres y mujeres cultores de una alimentación ideal y una forma física envidiable que -Supongo- pueden subir en unos 15-minutos. De hecho; Varios son los que suben y bajan ¡2 veces o más! Haciéndome sentir un verdadero despojo.

Es común también que personajes de la vida política y social hagan su ascenso: El alcalde López, Kiara o alguna de esas chicas de la TV empecinadas en tener duro el rabo (Porque las lolas las mantienen duras con la cirugía).

Este viernes 16, subí con un escenario no tan ideal, dado el cambiante clima caraqueño con esa tediosa llovizna que parece un polvillo y las nubes de techo bajo. Enfundado a las 4:30pm de mis ganas, camiseta negra tipo "Nike air" medias laborales, short verde tipo explorador, comencé mi travesía.

Como he dicho anteriormente, lo nada "compacto" de los grupos de personas que suben, lo llevan a uno a sorpresas peculiares. Empecemos por dos señoras que estimo de unos 50 años en promedio de edad. Aunque en la subida iban separadas por considerable distancia, al llegar al "Punto" del puesto de guardaparques, se reunieron supongo porque una tenía mucho más capacidad que la otra. De aspecto calmo,  una subió con mas o menos mi mismo ritmo y debo inferir que hasta me usaba de referencia para apretar el paso (Manía particular que lleva a la gente a competir como diciendo "tu no me pasas" en el mencionado y nada sencillo ascenso con riscos, pendientes forzadas, desniveles y demás retos)

Lo cierto es que ambas comienzan a hablar tras comprar los "Heladitos" de tamarindo famosos en esa casita con aspecto melancólico y olor a telas y madera vieja. Hago esta apreciación sensorial, pues al llegar a la ventanilla para la compra de los mencionados helados, el olor hacía el exterior deja unas ganas enormes de proponer a quienes moran allí (Supongo guardaparques y familia) que nos alquilen dicha morada por un fin de semana desconectados de Internet, TV, Celular y el mundo en general.

Le pregunto a la vendedora de helados:

  • - Señora ¿Qué temperatura hace aquí ahora de noche?
  • - 12 grados señor.
  • - ¡Que sabroso! -Contesto- Pero ¿Siempre es así o es por el frío extendido de Enero y Febrero?
  • - Bueno es que si usted se da cuenta, se unió el invierno con el verano. No ha parado de llover y siempre está frío. Aquí ha venido gente comentando de los estudios de la gente que sabe, de que vamos a tener un invierno muy duro.

Aquella contundente mención de la situación climatológica, me lleva a preguntar

       ¿Lo dice porque no se acaba de quitar esta harinita de lluvia permanente?

Y contesta ella muy asertiva:

      - Fíjese que en estos días, no es común que los arroyos tengan agua, si acaso un hilito y tienen como mínimos dos dedos de ancho de agua. El clima no está ajustado. No es normal. Lo que viene es fuerte.

¡Así es! Dije. Me fui y despedí con aquella corta y aleccionadora clase de meteorología.

Entonces, regresé al apoyo de un tronco mientras el frío, el silencio y la bulla al tiempo de los frondosos árboles con el viento entremezclados, dejaban oír claramente la conversión de las dos señoras que subían separadas pero que venían juntas. La que subió pareja a mi ritmo, de bermudas y franelas beige, lentes de sol en el pelo y aspecto calmado, preguntó a la otra de pantalón de mono, cara muy cargada de maquillaje y una larguísima y ancha cabellera rizada:

  • - ¿Tú crees que deba usar una piedra de granate para activar entonces mi casa 12 situada en mercurio?

Irremediablemente, presté atención: Ella hizo la pregunta como si fuera algo más mundano y normal. Como si le consultara ¿Tu crees que debo echarle mas huevo a la receta del quesillo? Le importó poco mi cercanía y la otra que estaba dándome la espalda -Ambas sentadas- le contesto algo como:

  • - ¡Claro! Si tu quieres mejorar tu comunicación, esa piedra vendrá perfecto contigo- respondió con mucha lógica y complementó -Mira que eso es lo que te hace falta, recuerda que en la carta te sale matrimonio ¡Ponte las pilas!-

Rápidamente, sentí lastima por ambas. Le dejaban al tema "astral" el conseguir pareja con una certeza atronadora.

La que hizo la consulta, entonces abrió un libro grueso de astrología supongo, y le dijo:

  • - Otra cosa que quiero es viajar porque el tránsito de Plutón y Marte por mi casa del amor en Tauro, me indica que algo positivo puede ocurrir-

Y la otra ripostó:

  • - Bueno, depende: Si vas a viajar hazlo por avión porque en carretera, la cosa es distinta. Recuerda que Venus está en retrógrado en 12º y eso favorece incidentes de autos, retrasos, accidentes.

(Palabras más, palabras menos)

Ambas convinieron en comenzar a bajar sin que la de pelo largo, mirara y diera cuenta de mi cercanía. Quité la mirada y ella entonces insistió digamos en buscar un encuentro, seguramente porque por que notó mi esfuerzo en disimular mi sorpresa e incredulidad por la forma en como manejan sus vidas, guiadas en pleno por el científico y prolijo tema astral.

Comencé a bajar al rato, pensando, meditando como solo puede ocurrir en un camino sin mucha gente, y con el agradable sonido de la naturaleza...

Si la experiencia con las señoras "madame sazooo"  y la del "Observatorio Sabasnieves" no había sido suficiente, me tocó el turno con el "parquero" que usualmente me veía con regularidad hasta el pasado año tras el nacimiento de mi hijo. Un tipo bajito, de pelo liso y aspecto algo infantil, inquieto, hiperkinético, y rasgos duros tipo peruano.

En el pasado año, este personaje que forma parte de un grupo de "cuidadores" de auto en todas las calles cercanas y no tanto a la entrada al cerro de Sabasnieves, me mencionó -No se por cual razón- que mi carro era muy bonito y que él estaba por comprarse uno para trabajar como taxista. Me precisó que era un FIAT (De hecho, un Palio).

Mi impresión en aquel entonces, fue que sencillamente especulaba, fantaseaba. Aunque los ingresos por "cuidar" autos son realmente notables, de allí a comprarse un auto de 50millones o 50mil débiles había una gran distancia.

  • - Epa ¿Cómo le va? Tiempo sin verlo aquí. La otra vez se paró un carrito como el suyo y pensé que era usted pero me di cuenta que no- dijo certero de si mismo.
  • - Si vale, tengo tiempo sin venir. Tú sabes, el trabajo... Uno quisiera venir más a seguido- le dije, esquivando mayores profundidades y dándole el pago de 1500Bs. Débiles que son más o menos lo mismo que uno paga en un estacionamiento cerrado con garantías razonablemente mayores. En este punto, no me dejé de sorprender pues, noté sinceridad en que me reconocía.
  • -
  • - "Ah sí el trabajo" dijo en tono reflexivo. -Mire, yo me paro todos los días a las 4.40am y allí salgo a trabajar. Me compré un taxi con placas amarillas y todo, es un FIAT (Nótese que guarda relación con el cuento de hace 6 meses) lo trabajo todo el día hasta las 4pm y luego me vengo para acá. De aquí me voy en la noche temprano a la casa. Imagínese, tengo un poco de muchachos para mantener, yo no paro-

La franqueza, la coherencia de argumentos con lo que me había contado (Antes, la compra del auto, ahora el uso de ese auto para vivir) me dejó sorprendido. ¿En serio era así? ¿Este hombre hace esto y gana más dinero que un ejecutivo senior de telecomunicaciones?

Y entonces me remató:

  • - Ahora estoy reuniendo para asegurarlo- (Mis ojos y oídos no daban crédito a la sorpresa) Usted sabe ¿Y si viene un choro y me encañona que voy a hacer? ¡Uno no puede hacer nada, la inseguridad es cada vez peor!

Y tras reírme internamente de la obvia suerte que les esperaba a nuestro autos en caso tal, Aposté a responderle:

  • - Lo mejor que puedes hacer es asegurarlo ciertamente-

Y el me respondió:

  • - Estoy en eso. Por aquí viene un señor ¡El tipo es asegurador! Me pidió un dinero adelante y luego le pagara poco a poco. Pero yo le dije que prefería mi vaina "Legal" (O sea de contado). Estoy en eso, cuando tenga el dinero lo aseguro y el me da mi papel ¿No cree usted?

Contesté medio entumecido: ¡Claro!

Y me despedí dispuesto a escribir esta nota...

Salu2

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres