Blogia
Rubenvirtual... Bitácoras del pensamiento

Un día de compras…

Un día de compras…

Me gustaría reflejar la experiencia de este pasado sábado 09 de Febrero y las sensaciones de salir a complementar el mercado mensual para subsistir en casa. Toda una experiencia.

En realidad, mi misión de "abastecer" el hogar se inició el viernes. Últimamente; Optamos por comprar en dos reconocidos "SuperMercados" de Caracas: El famoso Excelsior Gama "plus" de Santa Eduvigis o el Luvebras de la Castellana con preferencia del primero de los nombrados.

Lo hacemos así, para gastar los tickets de alimentación que le dan a Ingrid mensualmente y que también nos aceptarían en otras cadenas como Central Madeirense, Plazas, Unicasa etc. Sin embargo; Ambos coincidimos que más allá del tema de precios, es agradable comprar en un solo lugar con variedad, buen ambiente y relativo buen servicio.

Personalmente, me encanta la labor de hacer mercado. En eso; Soy muy Europeo, lo siento un acto social muy relajante (Aunque siempre vamos solos)

Ahora... Desde hace meses, comprar semanal, quincenal o mensualmente de forma fuerte como lo hacemos, es un ejercicio de paciencia e ingenio. El desabastecimiento progresivo desde cosas esenciales como leche en cualquiera de sus formas, huevos, azúcar, arroz, quesos y muchas otras cosas, ha creado un malestar colectivo que igual envuelve a gente pudiente, clase media y pueblo llano. Otro "éxito" rotundo de la revolución, excusada porque es un "problema mundial" o bien "Prueba del crecimiento económico"

Aquí se prueba claramente lo que es el venezolano: Una amalgama de gustos y una preferencia por lo bueno, lo surtido y lo distinto.

Por ello; Inicié mi búsqueda en la gigantesca y otrora "Mayorista" Makro de la Urbina, en donde conseguí algunas cosas de interés y sentí pena ajena por aquellos mostradores de lácteos semivacíos e infinidad de fallos de mucha mercancía variada.

Al día siguiente, subí con Ingrid y nuestro José Rafael a rematar la faena: Necesitamos una nueva escala en una famosa cadena de farmacias "Superdotadas" (Farmatodo) para conseguir cosméticos y artículos de tocador. Allí me sucedió algo que se repitió el día anterior en la cadena de sándwiches "Subways": La cajera optó por decidir que no podíamos comprar uno de esos combos tipo "Si compras tal cosa + Bs. 25mil te llevas una toalla" pues para eso, debíamos advertirle primero nuestro interés ya que era una faena "enorme" hacer una corrección sobre la marcha.

Opté por dejarlo pasar... Sencillamente no compramos la fulana "Promoción"

Luego llegamos al mencionado "Excelsior Gama". Esta cadena de supermercados se dirige a un perfil "alto" y abrió hace un tiempo el enorme "Gama Plus" con un surtido descomunal y mucho lujo y servicios de valor agregado de por medio, como un restaurante tipo "comida por kilo" cafetería, farmacia, guardería para niños, y estanterías de lujo, mucho surtido de víveres nacionales e importados, bodegón y un ambiente de buen gusto.

Pero es tal la cantidad de gente que le va, que rápidamente se le ven las costuras al mencionado Hipermercado. Uno de sus problemas, es la calidad del personal (Y esto es algo que merece un aparte) pues no coincide con los servicios que pretende ofrecer. Lo digo; Porque he tenido algún desencuentro en el área del cafetín y Restaurante y lo de ayer me coronó la experiencia.

Luego de una larguísima cola para pagar, llevando lo mejor que pudimos seleccionar de tanta carencia de lo que se desea, la caja "se dañó" justo cuando estábamos a un solo "carrito" de llegar a la facturación.

Entiendo; Que la situación no es cómoda para la empresa: La cola debió ser dispersada y el "encargado" (Un moreno de corbatín) pidiendo "disculpas" nos reubicó... En la cola de la tercera edad y a cuatro carros de comida llenos detrás. ¿Salomónico, no?

Al salir de dicho establecimiento, con un dineral gastado, sin ganas de otra cosa que seguir a casa, nos tuvimos que parar en otra farmacia de las de cadenas para conseguir con éxito la talla y marca del pañal que buscábamos infructuosamente desde hace días.

Recuerdo, que un niño de los que empaquetan los víveres en el mencionado Supermercado, le hizo el comentario a mi esposa de que "la leche la iban a sacar a las 4pm"  a lo que me negué pues tras dos horas de espera y el incidente del retraso en la cola, no me quedaban ganas para mucho más.

Así vivimos en Venezuela...

PD: Lo de Subways, fue épico: El cobrador, se "molestó" porque yo le dije "al final y no al principio" de que disponía de la tarjeta llena de adhesivos que me garantizaba un descuento o gratuidad en la compra. Allí si que me puse firme y debió tragarse su disgusto...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres