Blogia
Rubenvirtual... Bitácoras del pensamiento

24 a lo venezolano

24 a lo venezolano

Cronología de hechos cercanos a mi entorno en las últimas 24 horas. No hay Jack Bauer, no hay héroes. Lo que existe es una impresionante insistencia y repetición de sucesos que me rodean a mí,  a usted y a todos aquellos que vivimos en este insólito lugar llamado Venezuela…

Viernes 19 de Febrero, 8am: Una amiga de muchos años, que es cliente además; Me quiere narrar una experiencia que vivió el pasado jueves en contraposición a mi visión sobre el artículo a posterior del proceso electoral del domingo 15. Llegaba a una tienda que pertenece a la cadena comercial para la que trabaja como gerente administrador. Cuando enfila para ingresar al estacionamiento, un motorizado impacta violentamente contra su camioneta. Desconcertada, baja a ayudar al mencionado conductor y este le responde cayéndole a golpes y patadas. Sí, como se lee: Golpes y patadas. Ella indefensa intenta esquivarlo y él, se marcha del lugar pues como suele ocurrir, llevan la culpa y luego de “drenar” su resentimiento prefiere marcharse. Sí, esto sucede en Caracas y en una zona comercial del este Caraqueño (Las Mercedes)

Viernes 19 de Febrero, 9.20am: Para esquivar una cola enorme en la principal autopista de la ciudad, dispongo acortar camino por la avenida “Sur Caracas” y en un acceso corto y difícil observo en el auto de atrás una discusión entre un policía y el conductor que –al parecer- se quejaba del impacto que dicho agente le propició a su espejo retrovisor (Para variar en moto) solo puedo decir que el policía insultó al conductor por el reclamo con una sonora grosería y se marchó hablando por teléfono celular, su verdadera ocupación.

Viernes 19 de Febrero, 10am: Me desplazo por la autopista Francisco Fajardo en el canal rápido, sentido este, en el tramo elevado a la altura de Colinas de Bello Monte. Velocidad, aproximadamente  80kmh, circulación “Normal”  pasan ráfagas de motorizados. Sí yo digo que voy a 80kmh para varios de ellos la velocidad debe rondar fácilmente los 120kmh pese a que saben muy bien que deberían conservar un canal y mucho menos puede rodar a semejante ritmo. Mas allá de límites y leyes es una obvia cuestión  de sentido común. En instantes, uno de estos imprudentes se ve forzado a frenar abruptamente porque otro de sus pares hace lo propio, colea la moto e impacta por detrás a una SUV en el extremo del parachoques trasero derecho, dañándolo y rompiendo la mica trasera.  La moto se destroza y el implicado milagrosamente mantiene el control pudiéndola llevar al hombrillo. Allí se queda, seguro sin trabajo por un buen rato y con el tremendo susto además del perjuicio que su irresponsabilidad causó. Yo supongo que en un país civilizado, el dueño del SUV habría ido al módulo de tránsito a denunciar lo ocurrido o mejor aun: Se habría detenido. El estado de INDEFENSIÓN que vivimos le llevó a mantener su marcha pues si se para, es posible que sienta la “justicia divina” se los “solidarios compañeros” y si lo asiste el “VIVEX” capaz vaya preso, detenido o quién sabe. Es mejor irte tranquilo con tu rabia y miedo para luego meterle el daño al seguro.

Viernes 19 de Febrero, 11.50am: En una empresa de seguros me entero lo siguiente: Tres días antes un conocido indirecto, fue a un coctel para la presentación comercial 2009 de dicha aseguradora. Al término de dicho evento (En el que estuve por cierto presente)  supongo de retorno a su casa, fue interceptado en la misma urbanización mencionada en el caso de la amiga golpeada por el motorizado. El objetivo del robo era despojarlo de un pequeño auto de reciente data, sumamente económico. Lo pasearon por toda Caracas y tras vejámenes imaginables lo sueltan en una zona populosa (Antimano) sin… pantalones.

Sábado 20 de Febrero, 3.30am: Duermo en casa de mis padres, en una urbanización clase media del oeste de la ciudad. De pronto oigo gritos. Me paro sobresaltado, veo uno de los vecinos correr en el estacionamiento. Pide ayuda ¡Tengo al ladrón, bajen, bajen! Me dispongo a ayudar y lo hago con mis padres. Otros vecinos hacen lo mismo. El vecino llegaba en compañía de un amigo y dos mujeres, y solo por el número superior pudo someter al ladronzuelo. Desgarbado, con una franela de fútbol, tez blanca, pelo largo, mal aspecto, posiblemente drogado, asustado y sin resistencia alguna. Había intentado abrir dos autos comparativamente inferiores a otros. Buscaba baterías o reproductores e incluso cualquier cosa de metal como placas. 1 hora estuvimos un grupo de unas 15 personas esperando la policía. Estos llegan en ¿Una moto? ¿Cómo te lo llevas? Tras un “show” de uno de los agentes cuyo nivel social y de preparación deja  demasiado que desear, lo sacan en donde solo quedó la evidencia de dos “Pipas” para meterse droga y mas nada. Lo hicieron caminar e irse seguro a las riberas del Rio Guaire en donde viven centenares de estos seres, perdidos en la droga, la indigencia… un inframundo, algo de lo que ni gobierno ni sociedad tiene solución.

Así vivimos. Esto es Venezuela. Sitiados por el hampa, la anarquía, desidia, desesperanza. Atrapados por un proceso “revolucionario” que ha empeorado todo este panorama

¡Sálvese quién pueda!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres